Alcazaba De Malaga Principal

MALAGA LA ALCAZABA. CASTILLO Y PALACIO

De la Alcazaba de Málaga, se puede hablar de un palacio moro, que efectivamente lo fue. De hecho una parte de sus aposentos es lo que llamamos el Palacio Nazarí. Los patios y las arcadas nos recuerdan el esplendor de la Alhambra, solo que aquí cambiamos las nieves de las cumbres por el azul intenso del mar.

La Alcazaba. Castillo Y Palacio

Se puede hablar también de un castillo, y no en vano, el sistema de construcción con varias murallas que rodean el perímetro, es difícil verlo en otros sitios de España. Lo que mas nos recuerda a esta construcción es el Krak de los Caballeros, en Siria. No en vano, aquí se rodó la película “Soldado de Dios” en la que el protagonista es un caballero templario en Tierra Santa  La Alcazaba se convierte en la Siria del siglo XII durante el rodaje de ‘Soldado de Dios’, protagonizada por un caballero templario que lucha en las Cruzadas yLa zona de las fortificaciones de ingreso de la Alcazaba fueron acondicionada para recrear esa época, con un mercadillo de frutas, una atmósfera polvorienta y una veintena de jóvenes malagueños que actuaban como extras.

Se puede hablar de un trozo de historia que emerge del propio centro de la ciudad. Y es que Málaga, una de las ciudades más antiguas de Europa, y por ende, del mundo, se yergue sobre estratos de diversas civilizaciones y culturas. De hecho, la Alcazaba de Málaga está realizada sobre las ruinas de un complejo púnico – fenicio, y en una gran parte realizada con materiales de construcción de época romana.

Recintos Alcazaba De Malaga

Se puede hablar de misterios y leyendas que emanan de sus piedras milenarias. Y con esta excusa, podemos traer a estas páginas aquellas misteriosas apariciones que tuvieron lugar en los Cuartos de Granada, allá por el año 1936, las figuras mitológicas que se encontraron, el ruido nocturno de pisadas sin caminante, o de cadenas que se arrastran. Podemos acordarnos de los aportes con piedrecitas que provenían del número 24, cada abandonada, a la que posteriormente se conocería como casa de la muerte. Y por último referirnos a la inexistente Torre de los Deseos, donde eran llevados los prisioneros cristianos, que preferían cambiar una noche de desenfreno y una muerte rápida al amanecer, por toda una vida de cautiverio.

Podemos hablar de arte taifal y nazarí, del esplendor de las ovaciones que surgen entre los ecos del teatro romano que descansa tumbado a sus murallas, de la paz que emana de sus jardines y sus juegos de agua. Y como no, podemos hablar de todo lo contrario, de batallas épicas que tuvieron esta construcción por protagonista, siendo la mas famosa la que dirimieron, Fernando el Católico con Hamet el Zegrí, y que acabaría con la victoria de los cristianos, devolviendo de nuevo esta ciudad a la cristiandad, tras casi 800 años de dominio musulmán.

Recinto Amurallado Castillo Gibralfaro

Pero para mí, que me crié muy cerca de sus muros, hablar de la Alcazaba de Málaga tiene otras dimensión. Porque para mi la Alcazaba son mas cosas. La alcazaba son las 16 pesetas que costaba la entrada para que un servidor, y sus compañeros de clase pudieran tener a su disposición el patio de juegos más increíble que jamás un niño pensara. allí, junto a las almenas, y a las rondas de guardia que trepan por las murallas, emulábamos las hazañas del Capitán Trueno y el Guerrero del Antifaz.

La alcazaba de Málaga era el olor de azahar en primavera, que venía de los enclenques naranjos que rodeaban la estatua de Ibn Gabirol, junto al terrizo de albero, sobre el que se alzaba la valla que separaba la calle Alcazabilla del Teatro Romano. Un Teatro romano del que se adivinaban la mitad de las gradas, ya que la mitad o más, se encontraba bajo los cimientos de la monumental Casa de la Cultura, ya desaparecida.

Malaga La Alcazaba

La Alcazaba de Málaga era el Museo Arqueológico que nos mostraba la imagen del pie romano que apreció al hacerse la calle Larios. Y lo de Arqueología lo digo a modo casual, y nunca mejor dicho, porque esta disciplina en Málaga siempre dependió de la casualidad de que al hacerse unos cimientos, al abrirse una calle, o al hacerse un túnel, aparezcan los consabidos restos, que todos los malagueños, como legatarios de una cultura de casi 3.000 años sabemos que existe bajo nuestros pies.

La Alcazaba de Málaga por tanto no es solo un grandioso monumento, una maravilla de la arquitectura e ingeniería militar, sino el testigo mudo de que Málaga es un puente entre civilizaciones que nacieron, llegaron a su cenit, y se fueron extinguiendo, dejando cada una sus restos junto a las anteriores, desafiando al tiempo y por tanto a todo aquel que se crea por encima de él.

Málaga Castillo De Gibralfaro

Y para que conozcas con una visita guiada la historia de la Alcazaba de Málaga y el Castillo de Gibralfaro de dejamos estas recomendaciones:

Deja una respuesta