Las primeras noticias de la existencia de Polopos se remontan a la época andalusí.

Los Ceheles eran dos tahas situadas en la zona más oriental de la Costa Granadina.
En Polopos podemos hacer un recorrido por nuestras tradiciones y disfrutar del vino de la tierra en cualquiera de sus bodegas.